jueves, 17 de septiembre de 2015

Amor a través del monitor

Imagina lo siguiente: Supongamos que tú eres el sujeto A y te encuentras enfrente de la computadora viendo tu perfil de facebook. De pronto, recibes una solicitud de amistad del sujeto B, tú la aceptas y B empieza a hablarte. Como no dice nada malo, no te asustas, así que le sigues la conversación. Qué tiene de malo, ¿cierto?

Entonces, la primera conversación se convierte en una segunda, luego en una tercera.
Hablan continuamente por semanas, por meses incluso. En esas conversaciones, B empieza a decirte lo linda/o que eres, y que te ha tomado cariño a través de dichas conversaciones. Tú le correspondes y, sin que lo imagines, B dice que está enamorado/a de ti. Y tú también le correspondes. Así que empiezan algún tipo de "relación" de novio y novia cibernética. Todo parece ir muy bien, ¿pero qué pasa después? Puede ser que sean lo suficientemente mayores y decidan por fin conocerse. ¿y qué sucederá entonces? ¿A se sentirá emocionado de conocer a B? Probablemente no sea todo tan color rosa. ¿No crees?

He conocido tres casos de una relación que empieza por medio de una red social. La primera empezó en facebook. Él la agregó a ella y comenzaron a hablar, todo muy normal. Él es mexicano y ella argentina, estaban a cada extremo de latinoamérica, ¡y se enamoraron¡ ¡¡por chat!!. Pero increíblemente ahí no acaba la historia. Ambos tenían una edad considerable, así que él decidió viajar a Argentina para conocerla, ¿y adivinen? ¡Ahora viven juntos!

Cuando me enteré por primera vez, pensé que la historia era relativamente romántica, pero luego pensé, ¿Cómo fue posible? ¿Cómo confiaron tanto?

La segunda historia es más corta porque no me contaron a detalle, ah. Resulta que la pareja también se conoció en facebook. Esta vez, fue ella quien viajó a Estados Unidos para conocerlo desde acá, Guatemala. Supongo que al final todo salió muy bien.

La tercera historia está empezando. Se conocieron por twitter en el fabuloso mundo de Fakeland. Los personajes que interpretan son pareja en ese mundo y, como muchas veces ha sucedido, ambos empezaron a sentir algo por el otro. Los dos tienen edades pasadas de los 20, y él trabaja. Ella es mexicana y él, la verdad, no sé. (Actualizaré esta información lo más pronto posible). Luego de que la pareja haya tenido una interesante charla bastante seria, él decidió viajar a México para conocerla el año siguiente. Todo está perfectamente planeado y decidido. ¿Se imaginan?

Es esta última pareja, ella se siente algo insegura de lo que está pasando. Y creo que es completamente normal, ¿acaso las otras dos no lo sintieron? Lo que no entiendo, es cómo todos lograron mantenerse firmes ante la relación, y lo más importante, cómo lograron serle fiel a una persona que ni siquiera conocen personalmente.

Me pareció interesante esta situación, pero, a diferencia de las demás entradas, no incluyo ninguna reflexión. Todo se basa en dudas, ¡porque tengo muchas! ¿Y qué si la otra persona resulta ser un asesino en serie? ¡Cómo tienen tanta confianza, Dios!

Vivimos en un mundo completamente extraño donde día a día pasan cosas más y más extrañas que las del día anterior. Y a fin de cuentas, ¿quién entiende lo que sucede en el mundo completamente?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario